2.4.09

EL TEATRO ES LA VERDAD ESCONDIDA

JULI LEAL
CARLES CASTILLO, FIRMANDO UN CARTEL DE FIORELLA
El teatro te acerca a la vida, se confunde con la vida y a veces encierra más verdad y más sueños que el cotidiano recorrido.
En Godella, celebramos el día Internacional del Teatro este fin de semana con tres obras: el viernes por la noche "La Doña (él último tango de una alcaldesa)" en la que Tonino Guitián, dirigido por Juli Leal, desnudaba el alma de una alcaldesa, vestida con un traje de chaqueta rojo y casi eterna en su mandato. Pero si este es su último tango...nos alegramos.
El sábado 28 por la tarde, Carles Castillo en "Piano Piano", contando y cantando la vida de una "prima donna" italiana, Fiorella Galletti, que cumple un sueño.
El domingo 29, después del estupendo concierto de la Orquesta del Casino y de la Coral de Burjassot en la Iglesia, volvimos al Capitolio. Chema Trujillo en "No me hables de Felipe V" Un monólogo sobre otro anhelo: ser astronauta y cantar copla.
El domingo 22 como un hermoso prólogo, Juli Leal dirigió a Antonio de Padua en "Yo fui actor cuando Franco". Juli Leal es vecino de Godella y desde aquel "Hort dels Cirerers" de hace unos años, algunos... ha combinado su trabajo de director con el de traductor y otras muchas cosas. Pero se quedó en Godella y aquí, ha realizado varios montajes entrañables, como el de "Godella 1900". Ver crítica de Manolo Pascua en el BIM.
http://bimgodella.blogspot.com/2009/03/yo-fui-actor-cuando-franco.html
En el día Internacional del teatro, Juli leyó un manifiesto en el Capitolio, que se escuchó también, en todos los teatros del mundo. Un manifiesto, firmado por Augusto Boal, el director brasileño, conocido por desarrollar el Teatro del Oprimido, que busca conocer la realidad para transformarla, como en la Pedagogía del Oprimido, Paulo Freire, guía de tantos maestros y maestras.
El manifiesto decía mucho. He seleccionado algo:

“Todas las sociedades humanas son espectaculares en su vida cotidiana y producen espectáculos en momentos especiales. Son espectaculares como forma de organización social y producen espectáculos como este que ustedes han venido a ver.Aunque inconscientemente, las relaciones humanas se estructuran de forma teatral: el uso del espacio, el lenguaje del cuerpo, la elección de las palabras y la modulación de las voces, la confrontación de ideas y pasiones, todo lo que hacemos en el escenario lo hacemos siempre en nuestras vidas: ¡nosotros somos teatro! [...]
Una de las principales funciones de nuestro arte es hacer conscientes esos espectáculos de la vida diaria donde los actores son los propios espectadores y el escenario es la platea y la platea, escenario. Somos todos artistas: haciendo teatro, aprendemos a ver aquello que resalta a los ojos, pero que somos incapaces de ver al estar tan habituados a mirarlo. Lo que nos es familiar se convierte en invisible: hacer teatro, al contrario, ilumina el escenario de nuestra vida cotidiana[...] El Teatro es la verdad escondida.
Viendo el mundo, además de las apariencias, vemos a opresores y oprimidos en todas las sociedades, etnias, géneros, clases y castas, vemos el mundo injusto y cruel. Tenemos la obligación de inventar otro mundo porque sabemos que otro mundo es posible. Pero nos incumbe a nosotros el construirlo con nuestras manos entrando en escena, en el escenario y en la vida.
Asistan al espectáculo que va a comenzar; después, en sus casas con sus amigos, hagan sus obras ustedes mismos y vean lo que jamás pudieron ver: aquello que salta a nuestros ojos. El teatro no puede ser solamente un evento, ¡es forma de vida!
Actores somos todos nosotros, el ciudadano no es aquel que vive en sociedad: ¡es aquel que la transforma!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada