18.5.09

18 DE MAYO DE 1968 AL VENT



Raimon cantó "Al vent" hace 41 años en aquel Mayo francés que inundó la Facultad de Económicas de Madrid.El concierto acabó a palos, como acababan muchos actos en la España franquista.
Aquellos jóvenes, que soñaban hace 41 años con consignas como"Prohibido prohibir","La imaginación al poder","Seamos realistas, hagamos lo imposible","Bajo los adoquines, la playa", "El aburrimiento es contrarrevolucionario" hoy tienen 60 años. En el 'Mayo francés',coincidieron: universitarios desencantados, trabajadores descontentos, millones de jóvenes en contra la guerra de Vietnam, movilizaciones en Berlin y en Roma... y además, el asesinato de Martin Luther King. Después, Praga, la masacre en la Plaza de las Tres Culturas de Mexico, el Black Power en los juegos Olimpicos de México, la muerte de Robert F. Kennedy y el deseo de libertad de muchos pueblos.

Desde la Facultad de letras de Nanterre, a las afueras de Paris, las movilizaciones se extendieron por toda Francia y los sindicatos convocaron una huelga general. En España se cerraban Universidades y los estudiantes perdían la matrícula. El concierto de Raimon se convirtió en una demostración de protesta contra la dictadura de Franco y de algún modo en nuestro propio mayo.

La imaginación no llegó al poder, como pidió Sartre, ni las guerras dejaron paso al amor. En su campaña electoral de 2007, Nicolas Sarkozy identificó el mayo francés con la fuente de todos los males: el relativismo moral, la confusión de valores, la pérdida de autoridad, el cinismo, la irresponsabilidad y la especulación ¡Cómo no! Pero la izquierda, sigue viendo a aquella primavera, como la semilla de la que han germinado muchos de los mejores avances sociales de los últimos 40 años: la liberación de la mujer en el mundo desarrollado, el protagonismo creciente de la sociedad civil, la consolidación de los derechos sindicales, la libertad de expresión...

En la foto, llevando la bandera, Caroline de Bendern que hoy vive en Normandía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada