6.5.09

NOSOTR@S QUE NOS QUEREMOS TANTO


Nosotros que nos queremos tanto, un bolero del que siempre me intrigó el final. Cómo alguien en nombre de su amor y por tu bien puede decirte adios.
"Atiéndeme, quiero decirte algo que quizás no esperes, doloroso tal vez. Escúchame, que aunque me duela el alma yo necesito hablarte y así lo haré. Nosotros, que fuimos tan sinceros que desde que nos vimos amándonos estamos. Nosotros, que del amor hicimos un sol maravilloso romance tan divino. Nosotros, que nos queremos tanto debemos separarnos no me preguntes más. No es falta de cariño, te quiero con el alma, te juro que te adoro y en nombre de este amor y por tu bien te digo adiós"
Hace poco he averiguado el motivo. Pedro Junco, el autor, enfermó mortalmente de tuberculosis, que en ese momento era incurable. Comprendió que su amor era imposible y como despedida, compuso para ella este bolero.
Los motivos de otras despedidas sigo sin entenderlos. Me refiero a las despedidas de algunos socialistas que se van a otros lares en nombre de este amor y por tu bien te dicen adios. Pero resulta que se van para posibilitar una moción de censura y cambiar un gobierno municipal, pero ellos que te quieren, dicen que son buenos socialistas... Aún me sangra Denia y ¡qué decir de la Pobla de Farnals! No sé qué decir. Y Calpe, El Puig... Y los que olvido.
Otras despedidas las entiendo más y comparto los motivos. La despedida de las listas europeas de la ex-concejala de Elche, Mª Ángeles Avilés, denunciada por las facturas, según recientes declaraciones, para "evitar las repercusiones lesivas que la tramitación del proceso judicial pudiera tener sobre el resto de la candidatura". Bueno, la verdad, no entendía que estuviera. Su puesto lo ocupará la hoy diputada autonómica, Josefa Andrés.
Los motivos de otras despedidas me afligen. Discrepamos en política lingüística, nos lo decimos y nos vamos. Duele, sé que duele, que no se entiende el cambio de perspectiva. La direcció va ordenar el grup parlamentari que rebutjara una petició que havia fet Compromís en la qual se sol·licitava a la Generalitat formar partde l'Institut Ramon Llull, que té com a objectiu projectar la llengua comuna arreu del món, quan nosaltres ja havien presentat una iniciativa idèntica en el passat. Això ha fet que Marisol Sorribes, portaveu del segon grup a les Corts en la comissió de Política Lingüística i professora de valencià, presentarà la seua dimissió. Duele.

Y cuando alguien nos llama en un artículo de opinión, después de darle mucha caña al PP, querida oposición dormida, y ese alguien es una persona que se presentó en nuestras listas al Ayuntamiento de Valencia, me duele más, porque lo siento defraudado. Y cuando leo que tenemos la responsabilidad de liderar no solo a los nuestros, sino a toda la mayoría progresista de esta comunidad que no está de acuerdo con los conservadores en el poder, pero que, poco a poco, se va deslizando hacia posiciones resignadas y cómodas, y nos pide que abramos de una vez la ventana del futuro, no sé cómo responder, humilde blogger de este pueblo, a Rafael Rivera, vecino de Godella. Pero entonces, me acuerdo de tantos otros, compañeros y compañeras, de su trabajo de a pie o en los Ayuntamientos, por el cambio en esta Comunidad y por la posibilidad de algo mejor. Son muchas y diversas esas voces, pero alguna vez cantarán juntas las dos primeras frases del bolero.
Artículo de Rafa Rivera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada