27.9.09

27 DE SEPTIEMBRE DE 1975

Hace 34 años que murieron los últimos fusilados del franquismo: Angel Otaegui Echevarria, José Humberto Baena Alonso, Ramon Garcia Sanz, José Luis Bravo Solla y Juan Paredes Manot.
Un acto ejemplarizante de la dictadura. De nada sirvieron las palabras de los familiares, las solicitudes de otros gobiernos y el movimiento europeo en contra de la sentencia. Consejos de guerra sumarísimos entre el 28 de agosto y el 19 de septiembre decidieron su destino. Los tribunales militares no respetaron la legalidad vigente y en la madrugada del 27 de septiembre fueron ejecutados.
Hoyo de Manzanares, lugar para la memoria. Unos días antes Luis Eduardo Aute compuso, pensando en ellos, "Al alba" y muchas de nuestras hijas se llaman así, Alba. Cuando conozco a alguna, pienso en ellos, aunque con menos intensidad de lo que los pensaba en las manifestaciones, que recorrieron septiembre de hace 34 años las calles italianas. Pero aunque pase el tiempo...
Una de esas Albas escribe sobre el 27 de septiembre en su blog, Elugardelaponte, en el que habla del valor de la verdad.
Se me olvidaba, una de las hijas de Zapatero también se llama Alba.
Esta es la letra de Aute:
Si te dijera, amor mío,
que temo a la madrugada,
no sé qué estrellas son éstas
que hieren como amenazas
ni sé qué sangra la luna
al filo de su guadaña.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,al alba, al alba.
Los hijos que no tuvimos
se esconden en las cloacas,
comen las últimas flores,
parece que adivinaran
que el día que se avecina
viene con hambre atrasada.
Miles de buitres callados
van extendiendo sus alas,
no te destroza, amor mío,
esta silenciosa danza,
maldito baile de muertos,
pólvora de la mañana.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba, al alba, al alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada