3.10.09

LAS MEDIDAS DEL PARADOR DE ALARCÓN



Medidas contundentes. Ninguna.

Las ideas que se suceden cuando leo la prensa, oigo la radio y pienso en las medidas del parador de Alarcón, un castillo medieval, testigo de muchas batallas.

Una Cospedal que responde rabiosa a la prensa que no sabía de la reunión de Camps y Rajoy en el parador de Alarcón y que acababa de enterarse por los medios. Digo que rabiosa, porque si no fuera así, se lo hubiera callado. Un encuentro a mitad camino no es el del jefe que llama a alguien a su despacho para decirle que solucione un tema. Un Camps sonriente, que llega tarde a la inauguración de la exposición de Sorolla, porque viene de Alarcón y dice que la medida es que dimita Zapatero ¡Así, sin más!

Si no fuera por lo ridícula que resulta la prepotencia y la chulería, daría asco. Y Canal 9, flipas, en sus informativos va y dice que Rajoy y Camps se han reunido en Alarcón para hablar de la crisis y de temas económicos y de cómo encabezar la alternativa o algo así ¡Qué poca vergüenza! ¿Se creerán que somos idiotas? Vamos que quedan en Alarcón para eso, ¡Anda ya! La manipulación informativa de nuestra televisión autonómica es total.

Es difícil que Camps aplique medidas contundentes, porque a diferencia de Esperanza Aguirre, que hizo dimitir a algunos y que una vez levantado el secreto sumario del caso Gürtel en Madrid, está dispuesta a adoptar "las decisiones oportunas" ¿contra quién las adoptará Camps? ¿contra Rambla o Costa que han establecido relaciones financieras con el amigo de su jefe? ¿contra sí mismo?

Esto es un lío de tal calibre, que es difícil de desenredar -ha debido decirle Camps a Rajoy- y oye, a mí me votan y en fin... hemos ganado las europeas ¡no será para tanto, Mariano!

Pero la Fiscalía Anticorrupción recurrió ayer ante el Tribunal Supremo la decisión del TSJ de Valencia de archivar la causa por delito de cohecho contra Camps, y le pide al alto tribunal que continúe con las diligencias.

Y si ese informe policial, que va de aquí para allá, se convierte en judicial, puede ser que sirva para demostrar que existe financiación irregular en el PP valenciano y que, finalmente, lo que es inmoral, me refiero al cohecho, se convierta en ilegal. Una frase estupenda que oí en la tertulia de hora 25.

Y si además, los socialistas y las socialistas insistimos e insistimos en su dimisión y mantenemos la moral y el valor...

La viñeta es de ElPlural.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada