11.11.09

PÉREZ CAMPS. HISTORIA DE UNA AMISTAD


El País y El Plural (suya es la información) comentaban estos días las declaraciones de nuestro presidente ante el juez, José Flors, cuando éste le preguntaba sobre su relación con Álvaro Pérez.

La amistad entre ambos constituyó buena parte del interrogatorio el pasado 20 de mayo. Una amistad negada y perdida entre los papeles de un juicio, pero una amistad conocida y oída en los grabaciones que han acompañado el proceso de esta historia.

La amistad es una relación afectiva entre dos o más personas. Desde la antigua Grecia ya hay referencias a esta experiencia humana tan importante. Aristóteles menciona tres tipos de amistad: por interés, por placer y por el bién; pero sólo la que surge del bien merece llamarse amistad. Ciceron decía cosas muy interesantes "La amistad comienza donde termina o cuando concluye el interés" o «Sólo en el peligro se conoce al verdadero amigo» y Baltasar Gracián apostillaba "Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene".

Claro que la vida pone a prueba la amistad...

Tras ponerle unos audios grabados con conversaciones telefónicas del propio Camps y su esposa con El Bigotes en las que le agradecía los regalos recibidos, el magistrado quiso que le aclarara cual era la relación que mantenían y por qué el lugarteniente de Correa en Valencia le decía que le debía mucho. La respuesta de Camps fue de lo más sorprendente y ridícula: "Todos [los valencianos] reconocen mi empuje como presidente" ¡Ay, ese amigo perdido!
Camps que juega al despiste con los periodistas y a mirar hacia otro lado con las Cortes Valencianas hizo lo mismo con el juez instructor del "trajegate" cuando tuvo que declarar ante él. Así lo explica el diario El País, que da cuenta de buena parte del interrogatorio.
Pero su respuesta no se debe en absoluto a un despiste ya que insiste en hacer propaganda de sí mismo y de su buena gestión al frente de la Generalitat. Un dislate.

Reproduzco por su interés el extrato del interrogatorio que publica el diario El País. El juez, primero le puso el audio con una conversación entre Camps y El Bigotes el pasado 7 de enero.
-Álvaro Pérez. ¿Has leído mi tarjetón?
-Camps. Muchísimas gracias, ¿eh?
. Bueno, escucha, tú... ¿Has leído mi tarjetón?
-C. Sí, sí, sí...
. Bueno, pues fíjate, fíjate si te debo...
Acto seguido el juez le pregunta "¿Qué le debe a usted el señor Pérez?"
-Camps: Todos los valencianos me deben mucho porque he sacado adelante la Comunidad Valenciana. Los valencianos me gritan 'presidente, presidente' cuando me ven por la calle.
-Juez: No, señor Camps, lo que le pregunto es ¿qué le debe el señor Pérez?
-Camps: Todos reconocen mi empuje como presidente.
-Juez: Bien, es suficiente.
Cuando Flors le preguntó por las facturas o tickets de la compra, Camps dijo: "El mejor justificante es el propio traje"(...) No tengo por costumbre pedir tiques. El dinero para pagar los trajes lo sacó mi esposa del banco y de la caja de una farmacia que tiene en el centro de Valencia y de la que es copropietaria (...) En una ocasión, al ir a pagar en metálico, me faltó una pequeña cantidad y se la solicité a mi escolta.
Las explicaciones de Camps no convencieron al juez instructor Flors, quien le imputó por un presunto delito de cohecho impropio, pero luego el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, presidido por el juez más que amigo de Camps, se apresuró a archivar el tema, como ya sabéis. La decisión ha sido recurrida y ahora está pendiente de resolución en el Tribunal Supremo y a nosotros y nosotras nos toca recordarlo para que no se olvide, a pesar de las amenazas con las que nos obsequia el PP, porque tampoco nos convencen las explicaciones de Camps.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada