2.2.10

CABANYAL DEL ALMA NUESTRA



Mónica Oltra lo expresaba con pasión en este vídeo de su intervención en las Cortes Valencianas, hace unos días, cuando el PP aprobó con urgencia aquello que llamó un decreto-ley para oponerse al Ministerio de Cultura. La diputada de Compromís sentenciaba que esto iba a ser el principio del fin de las "barberitats" del gobierno popular. Carmen Ninet, portavoz adjunta de los socialistas en las Cortes declaraba "que otra ciudad y otro barrio del Cabanyal es posible, pero no con este gobierno del PP" y afirmaba que "es una oportunidad histórica para convertir un barrio con problemas en un barrio de oportunidades y con un gran potencial" y añadía que "a nadie se le ocurrió hace unos años , derribar edificios de la calle Caballeros para ensancharla o acometer un plan similar al del Cabanyal en el barrio de Ruzafa". Y hace unos años, os lo aseguro, estaban en estado ruinoso muchas de las calles de ese centro histórico.

Pero el Cabanyal es otra cosa. Expulsar de ese entorno abandonado a las clases populares, tirarlas de sus casas no les resulta demasiado costoso, si les dejamos. Y sustituir el olor a mar por el de los coches y reemplazar las casas modernistas populares por fincas de ladrillos altas y presuntuosas, que alojarán a gentes de los suyos que quieran vivir cerca del mar, concediendo licencias para construir; eso si es rentable. Y además, una avenida que llegue al mar y atraviese el barrio... Sueños de nuevos ricos o de más ricos todavía o de enriquecidos en los últimos tiempos, que nada quieren saber del patrimonio de todos los valencianos y valencianas, porque sólo les interesa el suyo y sus compromisos especuladores.

Hay otra ciudad que entendió el desarrollo urbanístico de manera diferente y rehabilitó una zona parecida y muy degradada y hoy La Barceloneta, se abre orgullosa y colorista a la arena, con calles que se cruzan y siguen oliendo a pescado y playa. Lamento que Valencia no haga lo que hizo Barcelona y que nuestra amada ciudad esté en manos de gentes del ensanche, que no saben de la mar ni de sus pobladores.

Carmen Alborch ha dicho que "si los socialistas gobernaran la ciudad y la Comunidat el barrio ya estaría revitalizado con rehabilitación y sin destrucción" y ha lamentado que Barberá esté tan lejos de la sensibilidad ciudadana.

¿Cómo sería Valencia si hubiera tenido más alcaldes como Ricard Pérez Casado o si hubiese ganado Carmen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada