6.3.10

MATAR A GARZÓN PARA ENTERRAR LA GÜRTEL








Título sugerente con el que el periodista Ignacio Escolar expresa en su blog lo que pensamos y sentimos. Y lo que siento es asco e indignación ante tamaño absurdo, porque como decía una amiga ayer, antes a Garzón lo hubieran "silenciado", ahora los jueces conservadores y los envidiosos apoyan lo que plantean estafadores y mediante vericuetos legales convierten a defensores de la ley en delincuentes. Y es que Pedro J (que ya fue condenado por atentar contra el honor de Garzón en su periódico El Mundo) y algunos filibusteros del PP convierten la razón y la ley en un juego particular con el que pretenden dirigir la política nacional y vengar sus fracasos. Recordemos las mentiras y falsedades sobre el 11M y todos los delincuentes a los que les dieron la palabra para intentar derrumbar al gobierno socialista, que salió con los votos de todos y todas y al que el PP continuamente intenta arrinconar. Garzón es otro al que "no perdonan" ¡Qué asco, de verdad!

Este es el artículo de Escolar.
"No traten de explicarlo fuera. Yo acabo de regresar de un largo viaje por el extranjero, y allí no se lo creen. En España, grande y libre, la única persona que está en aprietos judiciales por culpa de la dictadura franquista es el juez que intentó investigar sus crímenes. En España, limpia y pura, las perdices disparan contra las escopetas, y don Vito Correa pasa de acusado a acusador, con la bendición del Tribunal Supremo; la justicia al revés. En España, sin pecado concebida, ya sólo faltan contra Garzón una querella de Iñaki de Juana Chaos, otra de Laureano Oubiña y una tercera de los familiares de Pinochet. Y mejor no dar ideas.

“No llega a Semana Santa”, me dicen desde su entorno, donde cada día lo ven más difícil. Ninguno de los movimientos en la partida de ajedrez contra el juez es casual y hay prisa por dar jaque mate. Hay que dar ejemplo entre la magistratura. La semana que viene, el miércoles 10 de marzo, los jueces del Tribunal Superior de Justicia de Madrid tendrán que pronunciarse sobre las escuchas de la Gürtel. Es una vista clave para los estrategas de la derecha, para Trillo y compañía, que abiertamente ya juegan a anular los pinchazos telefónicos; a tapar el pozo séptico de la corrupción del PP con la trampilla del defecto de forma.

Es una estrategia de eficacia probada, ya salió bien con el caso Naseiro. Y si vuelve a funcionar, la moraleja esta vez será definitiva. Apunten las nuevas normas. En España, grande y libre, hay cosas que no se tocan, y no sólo el franquismo es tabú, también lo es el PP. En España, limpia y pura, la justicia es para los pobres, y no sólo existe la impunidad política, también la judicial. En España, sin pecado concebida, los juececillos valientes ya saben a qué atenerse. Acabo de regresar, y me entran ganas de marcharme otra vez".

Y os añado algunos artículos sobre el tema. Los dos primeros también de Ignacio Escolar en su blog ayer y hoy; los otros, de Público, entre ellos las alegaciones que ha presentado el juez ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Garzón cree que el PP busca su "depuración" por haber investigado "una trama de corrupción que salpica a algunos de sus componentes", en referencia al caso Gürtel y además afirma que recusará a los vocales Margarita Robles, Fernando de Rosa y Gemma Gallego si no se abstienen en la toma de la decisión sobre su situación. Sobre de la Rosa (el de los trajes) alega que mantiene "amistad íntima" con el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y la "enemistad manifiesta" contra él, que también atribuye a los otros dos vocales.

¿Se puede grabar a un abogado cuando habla con su cliente?
Garzón culpa al PP y al Mundo de una campaña en su contra
http://tinyurl.com/yzmt9c2
Garzón acusa al PP de estar detrás de una "cruel campaña" de desprestigio.
Alegaciones del juez Garzón a la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial
El dedo en el ojo del juez Garzón

En las fotos Baltasar Garzón e Ignacio Escolar y las viñetas de Vergara y de Fontdevila en Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada