18.6.10

REAL-DECRETO DE MEDIDAS URGENTES PARA LA REFORMA DEL MERCADO DE TRABAJO


Aquí la tenéis. Ya ha salido publicada la Reforma Laboral. La capturo en un enlace de la Vanguardia . El Gobierno la presenta con el objetivo de dotar de "más estabilidad, flexibilidad y competitividad al mercado de trabajo". Los líderes de Europa arropan a España, Zapatero defiende en Europa nuestra solvencia y Bruselas quiere que la próxima crisis la paguen los bancos...

A pesar de todo esto, nosotros y nosotras desearíamos que empezaran a pagarla ya y que fueran los mercados financieros los que cambiaran y no los estados. Sólo nos falta leer que la iglesia anda diciendo, por si de una vez le hacen pagar impuestos, que ella ahorra miles de millones al estado por su labor asistencial y los cifra en 30.000 millones de euros.

Y cuando un nubarrón nubla mi mente, leo a Vicenç Navarro hablar de clases, de lucha de clases, una expresión tan denostada y me reconcilio con el pensamiento:

[...] "Los países escandinavos están entre los países más globalizados del mundo. Debido a su pequeño tamaño, su economía está muy integrada en la economía europea y mundial. La suma de sus exportaciones e importaciones sobre su PIB es la más elevada del mundo. Y, sin embargo, tienen los estados del bienestar más desarrollados y los salarios más elevados de Europa. La causa de ello es que las relaciones de poder (entre ellas las de clase, pero también las de género) tienen una configuración favorable a las clases populares. Las clases trabajadoras, en alianza con las clases medias, han desarrollado unos elevados estados del bienestar (caracterizados por la universalización de los derechos laborales y sociales) y un alto nivel de vida, en contraste con los países del sur de Europa (Grecia, Portugal y España), donde el dominio histórico de sus estados por las derechas ha determinado estados del bienestar escuálidos, unos salarios bajos y un bajo nivel de vida. Acusar de despilfarro y exuberancia de gasto público en estos países como la causa de la crisis del euro, como están escribiendo autores neoliberales, es risible.

Las izquierdas deben recuperar el análisis de clases, olvidado desde hace tiempo, para entender nuestras realidades y entender que, en contra de lo que se está promoviendo, los estados continúan teniendo un papel central y que las relaciones de poder de clase en cada país son el factor determinante de su desarrollo económico y social, así como de la manera como responden a la crisis."[...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada