14.8.10

VOLVEREMOS


Ayer, tras la cena del Casal de la Pau en Godella, cuando la noche avanzaba rechazando la lluvia y sonaban los saxos de Saxaes, alguien habló del futuro lejano, de lo que éramos y de lo que fuimos. Alguien habló de esta comunidad nuestra, que recorrió emocianada la democracia y que hoy se conforma con mirar correr a otros en coches y en veleros. Coches que nunca conduciremos y veleros que otros llevarán hacia las islas de los sueños.
Pero siempre hay gentes con proyectos, voluntarios del futuro, capaces de desprenderse del tiempo para construir solidaridad con otros y a veces nos encontramos.

Y de la nostalgia y de la confianza en el futuro, que algunos puede ser que no veamos, pero que es nuestro, surgió la melodía de una canción Volveremos de Ismael Serrano del disco Acuérdate de vivir, cuya letra dice tanto:

Puede parecer que sólo queda contar los fracasos.
Por eso aplazamos siempre el último trago.
Mientras tanto, bebo, fumo, vivo y amo.
Quizá como todos.
Más bien demasiado.
Mientras tanto, ser felices es una obligación
que incumplo de cuando en cuando.

Y aunque esta ciudad parece Fort Apache
a punto de claudicar, de derrumbarse,
volveremos a asaltar los cielos
y arderán las calles como antes de nuevo.
Brillará en tu piel una primavera
roja de luz color caramelo.

El tiempo incumple sus promesas, miente
en los ojos de las más bellas mujeres.
Mientras, he visto alejarse la dulce llama
del futuro intacto, la vida aplazada.

Crecí, llegué tarde, perdí algunos trenes.
El futuro es hoy, el mañana urgente.
Vi caer los muros, sangrar Palestina.
Vi morir la historia, la vi renacer herida.

Vi retroceder el tiempo,
muertos en las playas, llamas en Bagdad.
Y aunque ya no somos niños,
la edad no obliga nunca a capitular.

Volveremos a tapar las calles
hasta que amanezca con futuro y versos.
Volveremos a ser libres, puros,
y tú me pondrás flores en el pelo.

Volveremos a asaltar los cielos
y arderán las calles como antes de nuevo.
Brillará en tu piel una primavera
roja de luz color caramelo.

Y es que las noches de verano invitan a conversar, a sentir y a vivir mejor... En la foto Ismael Serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada