22.1.11

PREMIO A BALTASAR GARZÓN EN PATERNA. SOBRE LA JUSTICIA


El juez Baltasar Garzón recibirá el próximo lunes 24 a las 19:30h en el Teatro Capri de Paterna el Premio a los Valores que le concede la Asociación Cultural Trobades Paterna en reconocimiento a su "valentía y dignidad" en la recuperación de la memoria histórica.

La concejala socialista y miembra de la Asociación, Carmen Ferrer, decía que es la primera vez que se entrega este galardón, creado el pasado septiembre con el objetivo de premiar el trabajo por la "verdad, la justicia y la dignidad" y apoyar las reivindicaciones en favor del bienestar social. Y Garzón reúne todos estos valores.

El premio será una acuarela del pintor valenciano Josep Herrero y llega en un momento en el que la Fiscalía ha aceptado sus recusaciones a cinco magistrados del Tribunal Supremo que deben juzgarle por su investigación de los crímenes del franquismo. Es la primera vez que la fiscalía apoya la recusación de miembros del tribunal, pero la alarma social y el descrédito de la justicia, causada por sus actuaciones contra Garzón durante los últimos años, justifica de sobra que se les recuse y que informe en este sentido la fiscalía. La causa queda paralizada hasta que se resuelva la recusación.

Coincidimos con los argumentos de la Asociación de Paterna que le ha dado el Premio. No es el primero que recibe, ni será el último. Baltasar Garzón es un juez que ha luchado por la justicia, desde la Audiencia Nacional, un espadachín hiperactivo, decían algunos.

Y es que en este país hay buenos jueces y juezas, que trabajan con pocos medios, incansablemente, pero se diluyen en los altos cargos que hacen de la justicia, asunto particular. Eso claro, a veces también pasa en la política...

Hay instituciones que deberían cambiar. Al grito ¡puñetas fuera! convendría darle un repasito a la justicia. Porque la sociedad española ha cambiado mucho y algunos jueces no se quieren enterar. Menos mal, que a golpes y aguantando, modificamos leyes, que se les atragantan a algunos y se hacen objetores o peor, nos llenan de papeles horribles con un lenguaje incomprensible para el ciudadano medio, que ha de buscar y pagar a un abogado para que se los traduzca y a otro señor, llamado procurador que se encarga de llevar y traer los papeles al juzgado.

Todo se hace tan lento, es tan antiguo...que es difícil que se cumpla lo que ayer afirmaba Pilar de la Oliva, nuestra Presidenta del Tribunal de Justicia Valenciano, invitada a exponer su visión de la justicia por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencià "La Justicia debe servir al ciudadano "con independencia e imparcialidad, para que no se imponga ningún otro criterio o interés" y añadía "debe ser eficiente, esto es, creíble, eficaz y efectiva". Es un deseo loable, que merece ser difundido. Pero que está muy alejado de la realidad, hoy.

Muy lejos de la vergüenza que hemos sentido de la justicia española en el caso Gürtel, trama de corrupción política vinculada al PP, que descubrió Garzón y que para muchos ha sido el origen de todas las actuaciones posteriores contra él. Garzón nos proporcionó la satisfación de ver a Pinochet detenido por la justicia inglesa , acusado de genocidio por un auto de este juez español. Entonces empezamos a soñar con que todavía era posible una justicia universal, que recogiera los valores y los derechos que defiende la Declaración Universal de Derechos Humanos.
¡Enhorabuena por el premio y a la Asociación de Paterna también!

Más información del acto de Paterna en Hortanoticias aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada