7.6.11

EL GOBIERNO DE LAS PALABRAS



 que es largo, pero es necesario reflexionar sobre lo que puede mejorar nuestra sociedad  y las palabras sirven para manifestar la realidad que no es evidente. Pero ¿cómo las usamos? Eso plantea Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Sus palabras me ayudan a comprender el momento y a seguir pensando en el futuro.

Plantea una ecuación importante: el dolor, lo que nos duele, que da lugar al saber, al conocimiento y de ahí pasamos al querer hacer algo y al poder hacerlo, que es lo que sirve para cambiar la realidad. Es difícil no sentir dolor por lo que nos rodea, pero si andamos enganchados al consumo, dominados por metáforas absurdas, que son inaceptables, que quitan la dignidad de las personas, no podemos pasar a ese saber. Nos duele, estamos hartos de sinvergüenzas que pretenden hacernos sinvergüenzas a todos. Hartos de los que dinamitan la sociedad queriendo extender sus miserias. Hartos de falsos titulares, de falsas acusaciones, de soluciones pactadas a costa del dolor de los que menos tienen ¡busquemos la esperanza! 

Y vuelvo a Godella. Hemos trabajado con firmeza durante cuatro años para transformarla, porque nos dolía verla abandonada y sabíamos lo que queríamos, un pueblo en el que diera gusto vivir, decía Salvador Soler, nada más, que no es poco y  eso no les ha gustado a algunos que no conseguían hacer de Godella "su negocio" o negociar con Godella. Lo hicimos porque podíamos hacerlo y hoy tenemos un pueblo que ha crecido en calidad de vida y al PP no le ha gustado nada , por eso ha utilizado las falsas denuncias como estrategia...Denuncias que se han ido archivando y que se archivarán ¡Qué asco de políticos y de políticas! A mí me gusta mucho más la ecuación de Monedero.

Pero es difícil hablar de la realidad que no es evidente. Y no podemos hacerlo desde un monólogo-dice Monedero- se necesita un diálogo para no enloquecer como Hamlet. Y así ser como el Quijote que no estaba loco, a pesar de lo que digan, porque hablaba con Sancho. 

Y además, añadiría, recuperar el control de las palabras, llamando a cada cosa por su nombre y a veces cambiando el nombre de las cosas. Y a buen entendedor y a algún aprovechado/a...

Gracias al profesor y a Ros que me mandó el vídeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada