6.6.11

QUIEBRA TOTAL. IRRESPONSABILIDAD DEL PP

De nuevo la estrategia popular me desborda y aterroriza, por las consecuencias que tiene y por la credulidad contrastada que consiguen sus malas artes. A veces, necesitamos un respiro, un paréntesis en el que dedicarnos a otros menesteres y eso hice durante unos días después de las elecciones, pero ¡cómo no leer la prensa! Me supera la falta de ética y la irresponsabilidad política de las que hace gala el PP, subido en la cresta de la ola. Y no se detiene ante las cifras, alardeando de su extraña manera de analizar la realidad.

Pero al leer a Ignacio Escolar en Público esta mañana... encontré las palabras y las ganas de dar caña en su artículo "Quiebra total" . Lo reproduzco porque lo dice todo y lo dice mucho mejor. Espero poder recobrar los lunes para la imagen de nuestra historia la semana que viene.


"Las cifras, por aclararnos. La deuda del Gobierno de Castilla-La Mancha es del 16,5% de su PIB: 5.819 millones de euros al cierre de 2010, según el Banco de España. Si tuviesen que repartir la factura a escote entre todos los castellano-manchegos, tocarían a 2.848 euros por cabeza. Parecen unas cifras imposibles de superar hasta que se viaja un poco. Hacia el este, por ejemplo. La Comunidad Valenciana debe 17.600 millones de euros, un 17,2% de su PIB (récord nacional). Son 3.500 euros por barba. ¿La diferencia entre ambas autonomías? Cuesta encontrarlas, aunque todo depende de quién mire. A ojos del Partido Popular, Castilla-La Mancha está “en quiebra total” y no puede garantizar siquiera las nóminas de sus funcionarios por culpa del despilfarro y del enchufismo socialista. La Comunidad Valenciana, mientras tanto, es un ejemplo de buena gestión y de las cosas bien hechas donde todos los problemas, si es que hay alguno, son de la exclusiva responsabilidad de Zapatero, y no de Francisco Camps y sus amiguitos del alma.

Una vez más, la doble vara de medir es evidente. Casi tanto como la táctica del PP, que se ve clara: minimizar el deterioro de las cuentas públicas allí donde gobiernan, exagerar los agujeros allá donde antes gobernaba el PSOE. Pagar el coste político de los ajustes del déficit a cuenta del ya mermado crédito de los socialistas. En la Comunidad Valenciana, los recortes serán culpa de Zapatero; en Castilla-La Mancha, serán culpa de Barreda y de la herencia recibida. El PP es irresponsable, y no sólo porque no asumirá responsabilidad alguna. También porque es de una irresponsabilidad extrema hablar de oídas de “quiebra total” cuando España está en examen permanente por parte de los mercados". 

Así son ellos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada