18.7.11

EL 18 DE JULIO EN EL PATIO DE UN CONVENTO...



Así empezaba la copla que cantaba la fundación del Quinto Regimiento de las Milicias Populares, el cuerpo militar de voluntarios de la II República Española. El convento era el colegio Salesianos del Estrecho de Madrid Después del asalto y la toma del Cuartel de la Montaña, en los días siguientes al 18 de julio de 1936, los integrantes de las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas (MAOC) de Cuatro Caminos requisan el Convento y Colegio Salesiano de la calle Francos Rodríguez nº 5 y toman el nombre de Quinto Regimiento. La canción habla, según versiones, del pueblo madrileño o del Partido Comunista como sus fundadores.

Y esta fecha, 18 de julio de 1936, la de hoy de hace 75 años, ha sido el símbolo de la dictadura franquista, el "alzamiento nacional". Otra vez la perversidad de las palabras, porque así nombraron al golpe militar contra la II República, cuyo gobierno no supo que camino tomar tras la sublevación, una fecha tenebrosa para la historia de la democracia y de las libertades. "La dictadura nunca pudo prescindir de su legitimidad de origen bélico y para ello desplegó una asfixiante y maniquea memoria oficial de la contienda". Y así hasta hace poco. Los libros de historia que estudiamos pasaban por encima, sin detenerse, ni en las causas ni en las consecuencias de la contienda civil y por supuesto era inconcebible cuestionar la legitimidad del hecho. Y la figura de Franco se alzaba por encima de conspiraciones y actos delictivos. Así crecimos, en silencio y silenciados, para que hoy nos acusen de revanchistas porque reivindicamos la memoria histórica.

"La victoria más amarga es la que se consigue en una guerra entre compatriotas". Una guerra civil  que solo hubo en España. Pero los vencedores de 1939 reservaron la amargura para los vencidos. El castigo al que les sometieron fue inclemente, y no sólo fue en forma de ejecuciones, cárcel, depredación económica y exclusión". El suyo-decían- fue el triunfo de las convicciones, de la patria y el honor.


¿Cómo vamos a olvidar lo que no podemos recordar?  ¿Es posible cerrar las fosas de la memoria? En nada ayuda el diccionario biográfico español tendencioso y denigrante para los vencidos de la Real Academia de la Historia. El vídeo de hoy, la imagen de nuestra historia, cuenta otra historia del 18 de julio, la historia de los que defendieron la República, gobierno legítimo de España.


Hace falta-dicen algunos- un relato común de lo ocurrido. Mientras tanto recordemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada