11.12.11

RELATOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Unos días sin ordenador y no hay manera de contar. El móvil es complicado para relatar. Casi solucionada la tecnología, aquí estamos. Ayer fue el Día internacional de los Derechos Humanos y conocer a personas que se dedican a ellos, que su vida se mueve entre lugares donde no los conocen ni de nombre, te da una visión de la realidad diferente. Y es que nuestra realidad es tan ramplona... Y eso que vivimos en una Comunidad amenazada por la quiebra, como reconoce el propio Rajoy, y ni los "bonos patrióticos" parecen salvarla. 

Los excesos, la sinrazón y la corrupción se han convertido en asuntos de conversación. Lo peor no son los chascarrillos que provocan o las reflexiones, que nos ocupan a todos; lo peor es que esta realidad nos impide avanzar en la construcción de un mundo mejor. Los asuntos tienen el calado de casi una revista del corazón, pero expresan la poca importancia que para los populares tiene la realidad de los que menos tienen y nos han mostrado esa "otra realidad" a la que según parece aspiran algunos. La del dinero fácil, la de las apariencias, la del engaño y la de que el mundo es mío, porque son míos los metros cuadrados que ocupan mi persona y "mis amiguitos del alma" y su herencia es, más corrupción.

Y así estamos en un domingo de diciembre, después de "una semana llena de domingos", como leía ayer, y la prensa plagada de esos asuntos, que pese a lo que debería suceder, parece que no escandalizan a nadie, pero nos arruinan. El yerno del rey creciendo en dinero en nuestra tierra, el gerente de Emarsa acompañado de "traductoras" que pagamos entre todos, un juicio más que atrasado por motivos electorales que mañana, por fin, coloca a Camps, el "no demasiado honorable" y a Costa ante el TSJ, la Ciudad de la luz que nadie sabe muy bien lo que es y nos ha costado ya 150 millones y ahora se privatiza, la Tierra Mítica que  se vende después de centenares de millones de déficit, las Fundaciones que crearon y que daban cobijo a "estómagos agradecidos", ahora se cierran...

Son temas para escribir varios relatos del absurdo de la vida en esta Comunidad tan querida y tan perdida. Y ya hablaremos de lo que Europa nos prepara...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada