10.2.12

BALTASAR GARZÓN, "TOCADO, PERO NO HUNDIDO"



¿Quién investigará la corrupción? ¿Qué juez se atreverá a poner escuchas a los que tienen "negocios", abogados, visitantes, aunque existan sospechas de blanqueo de dinero, terrorismo, tráfico de drogas, trata de blancas o evasión de capitales? ¿Qué magistrado arriesgará su carrera por perseguir a "delincuentes", corruptos o exquisitos políticos equivocados? Como siempre pagarán los débiles. 

Con el concepto de justicia extraviado, es difícil abordar soluciones a la crisis o pensar en la reforma laboral, que hábilmente nos han colocado el día siguiente de la sentencia contra Garzón. Tendremos tiempo.


De entre los artículos que he leído sobre el tema, destaco dos: el de la hija del juez, María Garzón, desde la emoción y la fortaleza que dedica a los que brindan con champán por la sentencia Ustedes hoy brindarán con champán, pero nosotros lo haremos juntos, cada noche, porque sabemos que mi padre es inocente y que nuestra conciencia SÍ está tranquila. Y el de Mercedes Gallizo, ex Directora General de Instituciones penitenciarias cuando se produjeron las escuchas El derecho a la defensa Texto fundamental que habla de la utilización de los principios del Estado de derecho para blindar hasta el infinito la cobertura legal de la delincuencia organizada y del que me impresiona la frase "Un Estado implacable con los débiles y débil con los poderosos pervierte el sentido de la justicia, del derecho y de las leyes"
Esta es la carta de la hija del juez.

A los que hoy brindarán con champán

Esta carta está dirigida a todos aquellos que hoy brindarán con champán por la inhabilitación de Baltasar Garzón.
A ustedes, que durante años han vertido insultos y mentiras; a ustedes, que por fin hoy han alcanzado su meta, conseguido su trofeo.

A todos ustedes les diré que jamás nos harán bajar la cabeza, que nunca derramaremos una sola lágrima por su culpa. No les daremos ese gusto.

Nos han tocado, pero no hundido; y lejos de hacernos perder la fe en esta sociedad nos han dado más fuerza para seguir luchando por un mundo en el que la Justicia sea auténtica, sin sectarismos, sin estar guiada por envidias; por acuerdos de pasillo.

Una Justicia que respeta a las víctimas, que aplica la ley sin miedo a las represalias. Una Justicia de verdad, en la que me han enseñado a creer desde que nací y que deseo que mi hija, que hoy corretea ajena a todo, conozca y aprenda a querer, a pesar de que ahora haya sido mermada. Un paso atrás que ustedes achacan a Baltasar pero que no es más que el reflejo de su propia condición.

Pero sobre todo, les deseo que este golpe, que ustedes han voceado desde hace años, no se vuelva en contra de nuestra sociedad, por las graves consecuencias que la jurisprudencia sembrada pueda tener.

Ustedes hoy brindarán con champán, pero nosotros lo haremos juntos, cada noche, porque sabemos que mi padre es inocente y que nuestra conciencia SÍ está tranquila.

Madrid, 9 de febrero de 2012
* María Garzón Molina es hija del juez Baltasar Garzón 

Y aquí tenéis otros artículos

Villarejo: "El Supremo es una casta de burócratas sedientos de venganza"

Javier Valenzuela: "Caso Garzón. El regreso de la España Negra"

Ignacio Escolar: "La Gürtel vence a Garzón"

Baltasar Garzón: La sentencia elimina toda posibilidad de investigar la corrupción"


Como la mujer de la fotografía, ¡¡Aquí va nuestro abrazo al juez Garzón!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada