2.10.12

BLASCO IMPUTADO DE NUEVO




Blasco ha sido imputado por seis delitos "La juez investiga al ya exportavoz del grupo parlamentario del PP en las Cortes valencianas por fraude de subvenciones, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y falsedad documental" ¡¡Casi res!!

Las informaciones se suceden y aunque a nadie extraña que haya sido imputado, asombra cómo sale indemne de tantos asuntos y cómo cuando parece que ha sido descubierto, después, no pasa nada. Se reinventa a sí mismo y a otra cosa mariposa. Una evolución propia de las siete vidas de un gato. Desde el FRAP hasta el PP, pasando por el PSOE, del que fue expulsado por un asunto de corrupción urbanística cuando era conseller y absuelto porque no se aceptaron pruebasDespués crea el Partido Socialista Independiente (PSI), para restar votos al PSOE y promueve un fracasado proyecto de Convergència Valenciana hasta que con Zaplana aterriza en el PP.

"Balasac de la Ribera" nuestro particular romano, ha sido imputado por seis delitos y ha renunciado a ser portavoz del PP o ha sido cesado, no me queda claro. Pero ahí sigue,  aferrado al escaño en las Cortes valencianas, para vergüenza nuestra.  

"La juez que instruyó el caso llegó a la conclusión de que había "sólidos indicios" sobre la participación activa de Rafael Blasco en una trama que desvió alrededor de seis millones de euros de fondos de cooperación antes de dar traslado del asunto al TSJ el pasado 3 de julio pasado. Su instrucción venía respaldada por el informe de la Fiscalía Anticorrupción que ya le achacaba los supuestos delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental y malversación de caudales públicos". Ahora uno más, fraude por subvenciones. Los correos entre los miembros de la trama de cooperación aludían a Rafael Blasco como El Conill o Rogger Rabit y existen anotaciones que vinculan las iniciales R.R. con cifras. Hay indicios suficientes según la juez. 

La historia se repite con otro partido, con otra Consellería y las mismas acusaciones de corrupción. Experto en traiciones y asuntos varios, del PSOE a  Zaplana y después,  a Camps. Este saltimbanqui de la política, hechizado por el poder, ajeno a la ética, desconocedor de la lealtad y ambicioso como pocos, ha sido citado a declarar el 18 de octubre en calidad de imputado por la juez Pía Calderón, de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Rafael Blasco Casany, ese hombre que hizo ver al grupo popular la película Invictus cuando andaba preocupado por el asunto de Camps, hoy parece derrotado. Los galos saludan a la justicia. 

Andaremos y veremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada