6.4.09

MUJERES GUERRERAS

http://apiedeaula.blogspot.com/ A pie de aula se llama el blog donde encontré la referencia. En él, se hacía mención de un artículo de Rosa Montero, en el que la escritora contaba la historia de Mari, una mujer de 82 años.
He conocido muchas Maris, mujeres que no tuvieron la oportunidad de aprender a leer y escribir. Mujeres, casi niñas, que con once años empezaron a servir en casa de los amos, en la casa del médico, en la casa grande de la plaza...Niñas que se subían a una silla para alcanzar el grifo y poder fregar los platos, con las rodillas y las manos descamadas y rojas de limpiar los suelos. Más tarde, lágrimas en una habitación pequeña, apenas ventilada, de un piso de la ciudad.
Nadie se ocupó de instruirlas y llegaron con pocas letras o ninguna a la edad adulta. Si se fueron de la casa para casarse, el marido ya sabía, porque aprendió en la mili y así, creció con sus hijos la vergüenza de no saber leer.Suplían con astucia la ignorancia de las palabras, un dibujo, un color, una forma, les ayudaban a reconocer un producto en el supermercado y a veces, la pregunta a otra mujer, que intuían, sí sabía.
Luego, las cosas cambiaron, llegó la democracia y tuvieron la oportunidad de asistir a una escuela de personas adultas. Decidieron que era su tiempo de aprender. Algunas eran muy mayores, pero nada les detenía. Nunca faltaban a clase. Las he visto llorar al reconocer el nombre de una botella de leche y reír al leer lo que habían escrito.
Algunas son nuestras madres y abuelas, compañeras de partido, que han aprendido a leer, a pesar de las dificultades. Ellas son mujeres guerreras.
http://www.elpais.com/articulo/ultima/Guerrera/elpepuopi/20090113elpepiult_1/Tes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada