20.4.09

PENSAR EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Rita Levi-Montalcini. Premio Nobel de Medicina. Descubrió como funcionan los dos hemisferios de nuestro cerebro y que uno está más desarrollado que otro.
Decía esta estupenda mujer, que va a cumplir cien años, en una entrevista que leí en El País del domingo y del que he sacado la foto:

Sí, el cerebro límbico, el hemisferio derecho, no ha tenido un desarrollo somático ni funcional. Y, desgraciadamente, todavía hoy predomina sobre el otro. Todo lo que pasa en las grandes tragedias se debe al hecho de que este cerebro arcaico domina al de la verdadera razón. Por eso debemos estar alerta. Hoy puede ser el fin de la humanidad. En todas las grandes tragedias se camufla la inteligencia y el razonamiento con ese instinto de bajo nivel. Los regímenes totalitarios de Mussolini, Hitler y Stalin convencieron a las poblaciones con ese raciocinio, que es puro instinto y surge en el origen de la vida de los vertebrados, pero que no tiene que ver con el razonamiento. El peligro es que aquello que salvó al australopithecus cuando bajó del árbol siga predominando.
Leed toda la entrevista. Es un placer

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/pueda/pensar/quiero/ayuden/morir/dignidad/elpepusocdmg/20090419elpdmgrep_4/Tes

Y me puse a intentar pensar con el hemisferio izquierdo en esta Comunidad nuestra, tan amada, en por qué sigue en brazos de la mezquindad, eso sí, con trajes y con mantilla. Asusta leer en la prensa lo que dicen y lo que hacen. Errores de bulto que se convierten en formas de ser y hacer y que se instalan, aunque luchemos contra ello, en el ideario de los que no conocen otros métodos de hacer política ¡Y tener que oírlo! Todo está permitido y todas las opiniones son válidas, pero si yo soy el que mando, todo es posible para mí y los míos.

¡Qué lejos de aquella manera de entender la democracia y la vida en la ciudad! Pero de vez en cuando puedes leer algo de la orilla izquierda o del hemisferio izquierdo...como un artículo de Ricard Pérez-Casado, aquel Alcalde socialista que disfrutó la ciudad de Valencia en los inicios de la democracia.

[...]El abandono de la ciudad creativa, culta, igualitaria, innovadora y capaz de competir en cooperación dentro del sistema de ciudades españolas y europeas, da paso al ombliguismo, a la cortedad de miras[...]Cunde el clientelismo, la desmovilización, la propaganda que sustituye a la información, la generación de nuevos súbditos[...]
http://www.elpais.com/articulo/opinion/hora/ciudades/ha/llegado/todavia/elpepiopi/20090417elpepiopi_5/Tes/
O este otro de Joan Subirats en el que habla del valor de proximidad de los gobiernos locales y de sus problemas.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Treinta/anos/gobernando/proximidad/elpepiopi/20090415elpepiopi_12/Tes
Vamos... que razonar es posible, aunque a veces, sea complicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada