22.9.09

OTOÑO Y CUBA

Ayer empezó el otoño y esto no tiene solución. El verano poco a poco nos abandona, anochece antes y caminamos más deprisa por la huerta. El otoño suena en la música de Vivaldi en el vídeo que Susanalake colgó en Youtube. Mientras lo oigo, pienso en la plaza de la Revolución, que ayer llenaron un millón de cubanas y cubanos, bajo la atenta mirada del Che, oliendo al mar cercano y disfrutando con el concierto "Por la paz sin fronteras".

Se abren las ventanas de Cuba, entra y sale la música, que no traza divisiones.

He leído en Público a Daniel Lozano desde La Habana "Estoy seguro de que este tipo de intercambios culturales no dañan las relaciones entre Estados Unidos y Cuba", adelantó Obama en una entrevista concedida al canal Univisión, el de mayor influencia en la población latinoamericana de su país. "[Pero] tampoco hay que exagerar la ayuda que proporcionan", añadió.
Los que sí están convencidos son Juanes y sus amigos Bosé, Víctor Manuel, Luis Eduardo Aute y compañía. En total, 14 artistas cubanos y de otros países. Uno tras otro fueron desfilando sobre el histórico escenario de la Plaza de la Revolución, entre el Che Guevara gigante y la Raspadura, como los habaneros llaman a la torre de la Plaza de la Revolución, por su parecido con un pastel de lo más dulce.
Cantantes y público vestidos de blanco. Olga Tañón tomó la alternativa y dejó en inglés la primera frase para la Historia: "Its time to change" (Es hora de cambiar). Los músicos se fueron alternando en el escenario, cada uno con su propio mensaje. Gritos de "Viva Cuba" llenaron el espacio blanco.

Dice Manuel Vicent en el País, que hubo más música que consignas, en un artículo titulado "Primero el ritmo, luego la política" que podéis leer en el enlace de abajo.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Primero/ritmo/luego/politica/elpepucul/20090920elpepucul_4/Tes

Y es que la música abre puertas y ventanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada