20.2.10

MANIFESTACIÓN 23F


Una amiga me decía hace poco que tenía "el corazón partío", ante la convocatoria sindical. Mi amiga, socialista convencida, se planteaba cómo estar en contra de la política económica del gobierno y ser socialista. No se trata de eso, no estamos hablando de la política económica del gobierno, por mucho que esa sea la lectura que algunos interesados/as quieran hacer. Estamos convencidos de que es muy difícil para los socialistas gobernar en un sistema capitalista, como en el que vivimos y en un momento de recesión; pero es lo que hay, y ante determinadas propuestas, opinamos y nos manifestamos en defensa del sistema público de pensiones.

Nos manifestamos en defensa del sistema público de pensiones, porque no queremos recortes. Nos manifestamos, porque queremos mostrar que una propuesta no nos gusta, no nos gusta retrasar "obligatoriamente" la edad de jubilación; y como las propuestas, son eso propuestas, nuestras organizaciones sindicales las pueden aceptar, rebatir, consensuar y aportar alternativas. Nos manifestamos, porque somos trabajadoras y trabajadores que vivimos en democracia.

Y en eso estamos...

Leí un artículo del Gran Wyoming, publicado en el diario PÚBLICO (7 de febrero de 2010), que es tan experto en economía como yo, pero hacía referencia a alguien que sí lo es, Vicenç Navarro.

Vicenç Navarro es experto en políticas públicas, fue catedrático de Economía aplicada y actualmente es catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Algunos párrafos de ese artículo pueden ilustrar el tema:

"El Gobierno propone prolongar la edad de jubilación como una conclusión irrefutable por la consecuencia matemática que acarrea el aumento de la cifra de la esperanza de vida. Se pretende así desvincular la medida de toda contaminación ideológica. [...] pretender que hay que aparcar el debate político para entrar de lleno en las soluciones incuestionables es una falacia.

El profesor Vicenç Navarro ya advertía de que el incremento de la esperanza de vida se iba a utilizar como pretexto para prolongar la edad de jubilación. El hecho de que ese dato haya pasado de 76 a 80 años no implica que se viva cuatro años más de media, puesto que no se está teniendo en cuenta la enorme disminución en la mortandad infantil, haciendo pasar por incuestionable un dato que no lo es. Tampoco que la productividad, según el cálculo nada sospechoso del Banco de España, hará que en 2060 el PIB sea 2,25 veces superior al actual, con lo que habrá mucho más dinero para las pensiones. Para remate, los empresarios, acérrimos defensores de la medida, aplican sistemáticamente planes de jubilación anticipada en sus empresas para sanear sus cuentas a costa del gasto público. ¿En qué quedamos?"
El capitalismo es lo que tiene. Existe la iniciativa privada, que cuando gana, gana privadamente y cuando pierde, qué lo solucione el Estado, o sea, lo público, o sea todos. Jubilaciones anticipadas, exigencias al ICO, que se paguen las estafas, intereses desorbitados, variables... ¡Qué sé yo! ¡Qué no hombre, qué no! Estas son las "bases de especulación e injusticia sobre las que se asienta el actual desorden mundial" (esta última frase es de Attac)
Es posible que sea necesario un cambio en el sistema económico, pero seguro que no es en el sentido y hacia donde apunta el PP. Estamos por reforzar el papel de lo público y no por resolver los errores de los que se enriquecen con nuestras lágrimas.
Quizás sea el momento de releer viejos textos. No recuerdo dónde, pero fue hace poco, vi una pancarta colgada de un balcón, era una foto de una página de Internet. En la pancarta se leía "El capitalismo no funciona, la vida es otra cosa".
Si queréis profundizar en la cuestión, os propongo leer algunos artículos de este profesor en los enlaces de abajo.
Los errrores de Almunia...http://tinyurl.com/yl7www8
Distribución de las rentas y sostenibilidad de las pensiones http://tinyurl.com/y9pf2bq
Una vez más, las pensiones http://tinyurl.com/yfkbtg9
23F 19,30h. Plaza de San Agustín. Valencia.
Y sobre aquel 23F de 1981 en el que algunos militares y guardias civiles intentaron volver atrás por el viejo sistema de un golpe de estado, prefiero no hablar. Pero en estos tiempos difíciles, cuando pensamos en cómo salir de la crisis, hay que recordar algunas posturas. Porque de las crisis se sale con valentía y las imágenes de Carrillo, Suárez y Gutierrez Mellado permanecen en mi retina, firmes ante las pistolas, que olían a 18 de julio y que los de siempre empuñaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada