5.3.10

ALEMANIA. 5 MARZO 1933

Una fecha para la historia, tal día como hoy un 5 de marzo de 1933. Elecciones parlamentarias en Alemania.
Antecedentes:
El 30 de enero de 1933, la designación de Adolf Hitler como canciller de Alemania pone fin a la democracia en ese país. La cultura, la economía, la educación y la ley quedaron bajo mayor control nazi, que tras diversas maniobras consigue que se convoquen elecciones al Parlamento Alemán.
Los nazis, no sólo utilizaron recursos estatales en su campaña electoral, acabaron con la prensa comunista y asesinaron a opositores sino que las concentraciones de los socialdemócratas fueron prohibidas y sus periódicos fueron suspendidos frecuentemente y los centristas también fueron perseguidos. El partido nazi creó una atmósfera de represión e intimidación estatal contra los comunistas y los socialdemócratas.
El 27 de febrero 1933 ocurrió el incendio del Reichstag (Parlamento), y el gobierno alemán de inmediato responsabilizó a los comunistas. Hitler logró que el Presidente Hindenburg firmase el Decreto del Incendio del Reichstag, "el estado de emergencia", anulando temporalmente varios derechos consagrados en la Constitución, como la libertad de prensa, de expresión, de asamblea y la privacidad de las comunicaciones. Unos cuatro mil comunistas fueron arrestados, así como un número importante de socialdemócratas. Incluso varios miembros del Parlamento fueron puestos tras las rejas, a pesar de que contaban con inmunidad diplomática.

5 de marzo de 1933. Elecciones. El incendio del Reichstag provocó una ola de histeria en la clase media y los campesinos, que acudió masivamente a votar por los nazis, por miedo al aparente comienzo de una guerra civil iniciada por los comunistas. El gobierno declaró contar con documentos que probaban esta conspiración contra el Estado, pero estos nunca fueron presentados. Aunque no consiguió la mayoría absoluta, el partido nazi logró gobernar con apoyos inicialmente.
Consecuencias:
El 23 de marzo de 1933 fue presentada la Ley Habilitante (o de Autorización) de 1933, apoyada por los conservadores y el partido centro católico, y que entregaba el control legislativo a Hitler, le daba control del presupuesto, le permitía firmar tratados con naciones extranjeras y le concedía la facultad de iniciar enmiendas constitucionales, así como dictar leyes que "podrían desviarse de la Constitución" y le garantizaba el poder para decretar leyes sin una votación en el parlamento durante un período de cuatro años. Antes de la votación, los oponentes comunistas y muchos socialistas fueron arrestados. Finalmente, solo los socialistas que aún quedaban se oponen a la medida. El proyecto es aceptado y Hitler pronto declara ilegales a todos los partidos políticos en Alemania, a excepción del partido nazi.

Desde entonces, hasta la muerte de Hitler en 1945, los miembros del Reichstag serían "electos a dedo" por el partido oficialista, aunque este órgano perdió toda autoridad consitucional en marzo de 1933.
De todo lo que pasó después hemos hablado mucho, pero recordar los antedentes es importante, porque nos ayuda a ver cómo se gestó el régimen más salvaje e inhumano de la historia contemporánea y las estrategias del miedo, la manipulación y la mentira que utilizaron para acabar con sus oponentes políticos y ganar unas elecciones.
La imagen es un mural de Diego Rivera en el que podéis observar bajo la figura de Hitler, a Einstein, representando a los judíos que tuvieron que huir de Alemania y una mujer con el pelo rapado y un cartel "me he entregado a un judío".

El mural se titula Barbarie nazi (1933) y está en Nueva York, International Ladies Garment Workers Union.
Información del Museo para la Memoria del Holocausto de Whashington
UFF!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada