25.4.10

IDEAS




Un domingo de abril en Godella, con la casa llena de risas, emociones y futuro, pienso en las cosas que hemos hecho y las que nos quedan por hacer. Ideo.

Sobre las ideas se ha escrito mucho. Platón intentó explicarlas en un mundo inteligible, diferente y más perfecto, que ese otro en el que están las cosas que percibimos con los sentidos. Nuestra historia está llena de gentes perseguidas por sus ideas, acusadas por instigadores y por ignorantes vengativos de "no honrar a los dioses que honra la ciudad y de corromper a los jóvenes" como Sócrates , que murió por ellas. Otros fueron obligados a retractarse, como Galileo, cuando dijo que nuestro mundo no era el centro del universo. Miguel Hernández no renunció a las suyas y murió en la cárcel de Alicante. Serrat le ha cantado, hace dos días emocionado y emocionante en Elche. Con este poema hecho canto, inició el concierto homenaje a Miguel:

Llegó con tres heridas:
la del amor
la de la muerte
la de la vida...

Miguel, un poeta del pueblo, cuyas ideas de un mundo mejor eran tan "peligrosas" que le llevaron a la muerte. Miguel, el republicano, amigo de sus amigos, el que mejor y más hondo ha hablado del amor, me hace pensar en nuestras ideas. Esas que se unen al progreso de los seres humanos, esas que buscan la justicia y que caminan acompañadas de las de gentes que también las piensan y no me rindo y no me retracto, y además, me río con la viñeta de Diana Raznovich que acompaña esta reflexión, porque se necesitan muchos cirujanos para acabar con las ideas propias.

Algunos lo intentan, sin ser cirujanos, e inician cruzadas contra los que se atreven a pensar y a ejercer sus derechos democráticos, pero "Investigar los crímenes del franquismo no es delito" y aunque Falange se ha quedado fuera, Varela sigue erre que erre.
Contra la impunidad del franquismo y en solidaridad con las víctimas se han alzado muchas voces en diferentes ciudades de España, convertidas en manifestaciones de apoyo a Garzón. Rajoy, que considera "claramente antidemocráticos" los actos de apoyo al juez, se olvida que somos gentes con ideas propias y que en democracia las ideas se expresan. Ya no se trata de morir por las ideas, pero sí, de tenerlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada