24.11.10

LOS RICOS HOY ESTÁN MEJOR QUE NUNCA

Mientras le damos vueltas a cómo salir de la crisis, quién tuvo la culpa, de dónde y cuánto debemos recortar... te encuentras con declaraciones que te llevan a reflexionar sobre la dureza de las relaciones con el sistema financiero y a recordar que existe más allá de las ideologías, que hay ricos y pobres y que la suya es la clase contra la que luchar, a la que Marx se refería cuando planteaba quién es quién en el mundo y cómo hacer que las cosas cambien y no seguir vendidos a los que, "parece ser", corren grandes riesgos por ser grandes bancos.

Interesante el artículo de I. Escolar sobre el tema en el que se dice que los ricos hoy están "Mejor que nunca". Así titula su artículo que hoy os transcribo completo. Son sólo tres párrafos.

"Habla Warren Buffett, la tercera mayor fortuna del planeta: “Los ricos deberíamos pagar más impuestos”. “Nos va mejor que nunca”, admite en una reciente entrevista el mismo inversor multimillonario que denunció, hace unos años, que su secretaria pagaba, proporcionalmente, más impuestos que él.

Buffett habla de Estados Unidos pero su mensaje es exportable. A España, sin ir más lejos, donde el Impuesto de Sociedades está hoy más bajo que nunca, se ha eliminado el Impuesto de Sucesiones y las grandes fortunas siempre pueden contar con las SICAVs; donde los inspectores de Hacienda denuncian, desde hace años, que los pequeños y medianos empresarios declaran de media menos ingresos que los trabajadores o los pensionistas. A Europa, donde la desigualdad económica ha crecido casi con la misma fuerza con la que hoy se recortan los derechos sociales. A Irlanda, ese ejemplo liberal, donde los ciudadanos tendrán que pagar durante años las pérdidas de inversores privados: de bancos ingleses, franceses y alemanes; unos países que, para mayor sarcasmo, también se lucrarán del salvamento de su propio sistema financiero con unos préstamos que Irlanda devolverá con intereses. La gran banca es así: capaz de hacer negocio incluso de su propio rescate.

Escucho a Eric Cantona, el futbolista, que habla de la revolución: “No creo que podamos ser felices con semejante miseria a nuestro alrededor”. Cantona propone retirar el dinero del banco a modo de protesta. Decenas de miles de personas respaldan su plan en las redes sociales. Es sólo un primer síntoma, tal vez pueril, de una tendencia más grave. El sistema financiero está logrando lo imposible: que hasta los futbolistas y los multimillonarios se vuelvan antisistema"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada