1.1.11

UN REGALO MUY VINTAGE

Aquí los tenéis, enviando un regalo a papá-juez, al que distinguimos por las puñetas de su toga, aunque no le veamos la cara. Para quien no lo sepa -yo misma hasta hace poco-, las togas que se ponen los jueces tienen su propio lenguaje. Los que llevan poco tiempo en la carrera judicial no llevan puñetas, esos adornos en los puños hechos con encaje de bolillos, que distinguen al juez del magistrado. Un ridículo traje heredado del siglo XVIII que se mantiene, porque es difícil avanzar en algunos aspectos, aunque la sociedad camine hacia la igualdad de los seres humanos.

La mirada irónica y certera de Manel Fontdevila nos obsequió con esta viñeta hace unos días en el periódico Público. Un bonito marco con fotografías es el regalo de fin de año al excelso magistrado. En él, se distinguen las caras de Rajoy, Aguirre, Camps y Fabra. Lo mejor es el lema del marco "¡Papá, no corras!", debe ser, porque se nota demasiado. Las palabras del padre de todos, cuando dice que se lo pondrá en el despacho y que es un regalo muy vintage, también son sugerentes.

Vintage-leo en la Wiki- es el "término empleado para referirse a objetos o accesorios de calidad que presentan cierta edad, los cuales sin embargo no pueden aún catalogarse como antigüedades". Como el portarretratos o ¿se refiere a los fotografiados?. "La palabra vintage proviene del término inglés para referirse a vendimia. La utilización de esta palabra por las distintas bodegas para referirse a los vinos producto de sus mejores cosechas ha hecho que su significado haya derivado a todo producto antiguo de calidad. Es el equivalente a retro o clásico en castellano, o de crianza en terminología enólogica. Este anglicismo se utiliza especialmente para referirse a la moda y el diseño posteriores a los años 1900".

"El vintage es una manifestación de la cultura posmoderna. Es producto de la pérdida de fe en el progreso y el desencanto del motor de la innovación propia de la modernidad. Así, en vez de mirar al futuro, se recurre con nostalgia a elementos de eras pasadas, pero carentes de significado original. De esta manera, la moda se sirve del pasado por motivos meramente estéticos, donde se mezclan elementos de distintas épocas y lugares, descontextualizados de su función y razón original"

Tal cual el marco, los fotografiados y su papá.

Va bien empezar el año con una sonrisa...

¡Feliz, moderno, progresista, soñador y luchador 2011! ¡Y poco vintage!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada