8.1.10

ATILAS DE LA CULTURA

Así los veo. Sable en mano, a caballo y dispuestos a demostrar "que por donde ellos pasan no crece la hierba". La hierba es la cultura que crece y se extiende si la apoyamos. Puede que lo nuestro, sea hambre histórica de cultura. Muchos somos hijos o nietas de los y las que no pudieron ir a la escuela, porque ya trabajaban a los doce años, como ayer leía en las memorias escritas con dificultad, pero con empeño, imaginación y fortaleza de una mujer de 70 años.

Puede que ellos, los políticos del PP, no lo entiendan y que sus prioridades no sean las nuestras, por eso, retiran subvenciones con una sonrisa al mundo del teatro y del cine, que en una ciudad como Valencia lucha por subsistir. Convierten la Mostra de Cinema del Mediterrani es un acto casposo y anticuado para ensalzar a Rita. Me da escalofríos recordar a Bertin Osborne presentándolo. Y ahora, el Auditori de Torrent, barco insignia de las artes escénicas y de la música en nuestra provincia, capaz de programar ópera, reconocidísimos festivales de flamenco y jazz y conciertos didácticos. Un Auditori que hace crecer la cultura y al que han reducido drásticamente su presupuesto.

Y es que la cultura llama a la cultura, al conocimiento, al placer por el arte. Cuando veo en el Capitolio de Godella a gentes de toda edad y condición, disfrutar con un concierto de la banda del Casino, o de la orquesta siglo XXI, o de un grupo de jazz, o de los coros, y también acudir a un recital de poesía, a una exposición de pintura, a una obra de teatro o a un homenaje y llenar las aulas de la EPA... me encanta Godella.

Y no puedo menos que comparar lo que ahora sucede con la sequía cultural a la que nos sometió el PP en los cuatro años anteriores. Sus concejales no acuden a estos actos y no apoyan el interés municipal por un Conservatorio profesional de música y además, intentan ridiculizar en su escrito del último BIM el esfuerzo del Concejal del área y el del Ayuntamiento ¡Ya les vale!

La cultura nunca es rentable en euros, es rentable en futuro, es una inversión segura en el desarrollo de un pueblo. Profesionales de la música, de la pintura, del arte y de la artesanía, de la enseñanza, escritores y escritoras, investigadores e investigadoras, periodistas... que se formaron y se forman en Godella devuelven a nuestro pueblo ese capital humano, que lo hace tan especial, y se convierten en referentes de los y las jóvenes.

Es tan fácil recortar en cultura en momentos de crisis...Esto no es fundamental dicen algunos y dan un tijeretazo, como ha hecho Mª José Catalá, Alcaldesa de Torrent. Reducen las inversiones y tan felices. Así, poco a poco, la convierten en algo residual. El que quiera conciertos, al Palau; el que quiera teatro, al Principal; el cine se ve en Kinépolis y los libros se compran ¿qué es eso de destinar dinero a bibliotecas públicas? Reducción, recortes y tijeras. Claro que no reducen en la Copa de América, en la Fórmula 1 y ¡qué decir de Terra Mítica! endeudados hasta las cejas por sus aires de grandeza. Pero en cultura...Debe ser que con la cultura no se hacen grandes negocios ni los amigos se enriquecen.

Por donde ellos pasan, como Atilas, no vuelve a crecer la hierba de la cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada